Estrés, enfrentarse o sucumbir

Podemos ceder ante el estrés y dejar que destruya nuestra salud y nuestra psique, o podemos diseñar un plan de acción para ayudarnos a evolucionar física, espiritual, psicológica y emocionalmente para enfrentarnos con éxito. El masaje para aliviar el estrés debe considerarse un componente esencial de todos los programas de reducción del estrés.
ESTRESORES
La mayoría de nosotros necesitamos aprender estrategias de afrontamiento, pero desafortunadamente, pocas personas realmente entienden y utilizan estrategias simples que pueden ayudarlos a reducir o eliminar su estrés. Para algunas personas, la práctica regular de ejercicio físico y una dieta equlibrada, les ayuda a reducir el estrés: beneficia sus mentes y cuerpos al mejorar su química corporal, la digestión y la función intestinal; aumento de la circulación; bajar la presión sanguínea; y físicamente al mejorar su postura corporal y su aspecto.
Otras personas necesitan aprender a dejar de postergar, mientras que otras deben decidir cambiar la dirección de sus vidas a fin de reducir su estrés. Muchos encontrarán alivio para el estrés al pasar más tiempo de calidad con sus familiares y amigos; otros de más tiempo durmiendo y practicando meditación, yoga o relajación.
Independientemente de los estresores y problemas específicos de una persona, debemos darnos cuenta de que cada uno de nosotros tiene el poder individual de disminuir el impacto negativo del estrés al introducir cambios en nuestros estilos de vida y hábitos que nos ayudarán a controlar nuestra salud y felicidad. Pero la mayoría de las veces, el estrés toma el control de lo mejor de nosotros y se convierte en un problema en el que debemos buscar la ayuda y la orientación de los profesionales de la salud.
La incidencia de problemas de salud y psicológicos relacionados con el estrés ha alcanzado proporciones epidémicas en nuestra sociedad. Algunas personas recurren a las sesiones de masaje para ayudarles a lidiar con su estrés. En un informe de 2015, el 23 por ciento de los estadounidenses dijo que recibió un masaje para reducir el estrés, y el 53 por ciento dijo que consideraría un masaje regular para aliviar y controlar el estrés.
Papel del masaje en la relajación.
La investigación dice que el masaje puede reducir los síntomas de la ansiedad y la depresión; aliviar el dolor de dolores de cabeza y dolores de espalda; aliviar los síntomas de la fibromialgia; disminuir los niveles de la hormona del estrés, y mejorar la calidad del sueño.
Un masaje de relajación es una de las experiencias más alegres y beneficiosas que ofrece la vida. Ayuda a revertir la reacción física del cuerpo al estrés y la tensión, calma la mente y ayuda a satisfacer la necesidad humana de sentirse seguro y relajad@.
El masaje también es una de las mejores herramientas naturales contra el insomnio. Los masajes de inducción al sueño son más que un simple masaje, combina el uso de sonidos relajantes y aromas, calor húmedo penetrante, respiración diafragmática, relajación mental profunda y relajación muscular.
Las técnicas de masaje no están diseñadas para forzar el cambio del cuerpo del cliente; están diseñados para reeducar el cuerpo del cliente para que se relaje, descanse y asuma naturalmente su postura adecuada. Durante el masaje, el cliente y el masajista se relajan. Realizan relajación muscular adecuada, en la cual el cliente y el masajista trabajan juntos para relajar áreas de exceso de tono muscular. El masajista busca en el cuerpo del cliente áreas de tensión, y cuando se encuentra una, es el propio cliente quien inconscientemente indica con el calor desprendido y la textura a la mano del masajista donde está la ubicación precisa de los puntos de dolor y tensión. Luego, el cliente transpira por ese sitio y usa su mente para relajarlo. El masajista no permanece en un área por mucho tiempo; él o ella pasa a otras áreas del cuerpo para prepararlo para descansar.
Cómo es un masaje antiestrés
Las siguientes técnicas funcionan bien para relajar al cliente y ayudarlo a dormir más profundamente.
Al realizar un masaje de relajación, evitaremos las fricciones y los pases rápidos, centrándonos en movimientos lentos y pausados, presiones y fricciones ligeras; Con este tipo de masaje, menos es más.
Se debe seleccionar música de fondo que relaje y comenzar el masaje con el cliente bocabajo (posición prono), si es posible con algo de calor húmedo en el cuello, los hombros y la espalda. El primer objetivo de un masaje para reducir el estrés es reducir la velocidad de respiración del cliente y mejorar su mecánica de respiración para que lo haga de manera más diafragmática y eficiente sin actividad muscular innecesaria. Se le puede indicar que tome una serie de respiraciones largas, lentas, profundas, relajantes y completas por la nariz, llenando los pulmones al máximo, y luego exhalar completamente por la nariz, vaciando los pulmones por completo. Indicar al cliente que deje que sus pensamientos se relajen mientras enfoca toda su conciencia en su respiración.
Después comenzaremos el masaje antiestrés, siendo conveniente trabajar la espalda y cuello y después glúteos y piernas, controlando siempre la respiración, evitando que se acelere ésta y con ello su sistema nervioso.
En la posición supina, se enfocará el masaje en el cuello y parte superior de la espalda, siendo interesante terminar el masaje relajando los músculos de la cara.
Regresar al equilibrio
Toque al cliente estresado con compasión y muéstrele la forma de relajarse, descansar y dejar de lado su estrés y tensión. Estas técnicas ayudarán a revertir la excitación del sistema nervioso simpático del cliente y devolverlo a la homeostasis. Un tratamiento exitoso para la reducción del estrés ayudará al cliente a sentir como si le hubieran quitado un gran peso de encima, y le permitirá descansar, relajarse y aliviar el estrés y las tensiones de la vida.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *